Planes de atención de enfermería para la invaginación intestinal

Planes de atención de enfermería para la invaginación intestinal

La invaginación intestinal es una extensión telescópica de una porción del intestino hacia otra porción que resulta en la obstrucción del paso del contenido intestinal e inflamación y alteración del flujo sanguíneo a las partes de las paredes intestinales que se presionan entre sí. Si no se trata,puede ocurrirnecrosis tisular, perforación intestinal y peritonitis . Los síntomas de la intususcepción incluyen cólico abdominal dolor , náuseas , vómitos, letargo, y la sangre o moco en las heces (a veces conocido como “jalea de grosella” heces ).

Ocurre con mayor frecuencia en bebés de 3 a 12 meses o en niños de 12 a 24 meses de edad. Se desconoce la causa de la invaginación intestinal, pero los niños con divertículo de Meckel, enfermedad celíaca, fibrosis quística , diarrea o estreñimiento aumentan la probabilidad de padecer esta afección. La corrección quirúrgica se realiza si la obstrucción del segmento afectado no se resuelve mediante reducción manual o mediante presión hidrostática o si el intestino se vuelve necrótico.

Planes de cuidados de enfermería

Los objetivos de planificación de la atención de enfermería de un niño con invaginación intestinal giran en torno a proporcionar información adecuada sobre la condición del niño, restaurar el volumen de líquido y prevenir la deshidratación , y observar la resolución o mejora (alivio del dolor abdominal, retorno de los ruidos intestinales normales).

Aquí hay tres (3) planes de atención de enfermería (PAE) y diagnóstico de enfermería (NDx) para la invaginación intestinal:

Volumen de líquido deficiente

Diagnóstico de enfermería

Puede estar relacionado con

  • Pérdidas excesivas por rutas normales

Posiblemente evidenciado por

Resultados deseados

Intervenciones de enfermeríaRazón fundamental
Evalúe los signos y síntomas de deshidratación, como falta de turgencia de la piel, membranas mucosas secas, irritabilidad y retraso en el llenado capilar.Los vómitos repetidos y la ingesta insuficiente de líquidos pueden provocar deshidratación.
Evaluar la ingesta y la salida de líquidos .La medición de la ingesta y la salida de líquidos es un indicador importante del estado de los líquidos del niño.
Controle los signos vitales con la mayor frecuencia posible.Los cambios en los signos vitales como hipotensión , taquicardia y aumento de temperatura revelan hipovolemia.
Controle las características de las heces (consistencia y color).Inicialmente, un niño con invaginación intestinal puede evacuar heces normales, pero más tarde, se observa heces mucosas, llenas de sangre o gelatinosas.
Sugiera y ofrezca al bebé el uso de un chupete.Chupar un chupete puede promover el movimiento peristáltico y el paso del gas.
Administre líquidos por vía intravenosa según lo indicado.Después de la operación, se continúan administrando líquidos por vía intravenosa para restablecer el desequilibrio electrolítico y promover una ingesta adecuada de líquidos.
Indique a los padres que pueden ofrecer líquidos claros y luego una dieta avanzada gradualmente según la tolerancia.Se administra una dieta de líquidos claros y luego progresa a una dieta blanda hasta que se establezca la función intestinal normal.
Proporcione higiene bucal frecuente.La ingesta deficiente de líquidos puede provocar sequedad y pegajosidad en la boca . La atención al cuidado de la boca promueve el interés por beber y reduce la incomodidad de las membranas mucosas secas.

Conocimiento deficiente

Diagnóstico de enfermería

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Planes de atención de enfermería para el herpes zóster

Puede estar relacionado con

  • Falta de información sobre la condición.

Posiblemente evidenciado por

  • Solicitud de información sobre las causas de la afección, cuidados posoperatorios o posprocedimiento

Resultados deseados

  • Los padres expresan su comprensión de la invaginación intestinal, la necesidad de un enema de bario y la posibilidad de una intervención quirúrgica.
Intervenciones de enfermeríaRazón fundamental
Evaluar el conocimiento de los padres sobre la afección, los signos y síntomas, el régimen terapéutico después de los procedimientos.Promueve el desarrollo de un plan de instrucción eficaz.
Ofrezca a los padres información clara y breve; Puede utilizar ayudas didácticas y fomentar preguntas.Asegura la comprensión de las necesidades de atención en función de la capacidad de aprendizaje.
Enseñe a los padres los signos y síntomas
de infección en el área de la incisión y demuestre y permita la demostración del cambio de apósito.
Sensibiliza sobre los signos y síntomas de infección de heridas para facilitar una intervención inmediata.
Indique a los padres que controlen la presencia de sangre en las heces, cambios en las características de las heces, diarrea, estreñimiento o ausencia de heces.Revela hemorragia gastrointestinal  y posible recurrencia o cronicidad de la afección.
Instruir a los padres sobre los procedimientos de preparación para la reducción mediante enema de bario o cirugía y antibióticos  y cuidados posoperatorios que se le brindan al niño.Proporciona información sobre la atención que se puede esperar durante la hospitalización.
Enséñeles a los padres que inicialmente se ordenará un estado de nada por orem (NPO)
y que se les ofrecerán líquidos claros y progresarán lentamente a la dieta habitual una vez que se les indique.
Evita los vómitos o la distensión abdominal hasta que se resuelva la afección.
Eduque a los padres sobre las restricciones de actividad.Permite que la afección y / o herida se cure y se resuelva sin complicaciones.
Informe a los padres que la eliminación intestinal de las heces marrones indica que la condición ha mejorado.Proporciona a los padres la línea de base que se espera con la resolución exitosa del problema.

Riesgo de lesiones

Diagnóstico de enfermería

Puede estar relacionado con

  • Disfunción intestinal

Posiblemente evidenciado por

  • [no aplica]

Resultados deseados

  • La invaginación intestinal se reducirá mediante la presión hidrostática.
  • El paciente pasará un taburete marrón normal.
Intervenciones de enfermeríaRazón fundamental
Valorar la presencia de
dolor abdominal agudo acompañado de llanto fuerte y tracción de las rodillas hacia el pecho que puede ser episódico, vómitos, evacuación de heces de color marrón seguido de heces rojas, gelatinosas, palidez, irritabilidad.
Proporciona información sobre la presencia de invaginación intestinal, lo que puede provocar una obstrucción y, si no se trata, provocará peritonitis .
Monitoree al niño mayor para detectar la presencia de episodios de diarrea , estreñimiento y vómitos.Revela la presencia de invaginación intestinal y se necesita una evaluación adicional.
Observe la eliminación intestinal y las
características de las heces y la capacidad de eliminar el bario después del procedimiento.
Significa que el procedimiento para reducir el intestino afectado es exitoso ya que la condición puede reaparecer dentro de las 36 horas.
Proporcione una sonda nasogástrica conectada a la succión,
líquidos intravenosos para descomprimir el intestino y
mantener el estado de hidratación y mantener la permeabilidad de la terapia según lo ordenado.
Evita episodios de vómitos y deshidratación y prepara al niño para el procedimiento de enema de bario para diagnosticar y reducir la invaginación.
Brinde información sobre el régimen terapéutico y permita la oportunidad de realizar preguntas sobre los procedimientos.Disminuye la ansiedad y ayuda a eliminar el miedo a lo desconocido.
Brinde tranquilidad a los padres y permita que acompañen al niño durante el procedimiento.Fomenta la confianza y reduce la ansiedad.
Informar a los padres sobre el propósito de la sonda IV
y NG, estado NPO.
Brinda información sobre tratamientos para comprender y disminuir la ansiedad.
Informe a los padres que puede ser necesaria una reducción quirúrgica si el enema de bario no logra reducir la invaginación.Prepara a los padres para la posibilidad de una corrección quirúrgica.
Refuerce la información proporcionada por el médico.Proporciona información sobre la intervención quirúrgica si la reducción con enema de bario no tiene éxito o si hay obstrucción intestinal y necrosis.

Ver también

También te pueden gustar las siguientes publicaciones y planes de atención:

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Planes de cuidados de enfermería para la dermatitis

Planes de atención gastrointestinal

Planes de atención que cubren los trastornos del sistema gastrointestinal y digestivo:

Planes de atención de enfermería pediátrica


Planes de atención de enfermería para afecciones y enfermedades pediátricas: 

Deja un comentario