Desesperanza

Desesperanza

Definición del diagnóstico enfermero NANDA-I

Estado subjetivo en que la persona percibe pocas o ninguna alternativa o elecciones personales y es incapaz de movilizar la energía en su propio provecho.

Características definitorias

Expresa apatía profunda, abrumadora y sostenida en respuesta a una situación percibida como imposible

Fisiopatológicas

  • Alteraciones en el patrón de dormir
  • Disminución de la respuesta a estímulos*
  • Falta de energía

Emocionales

La persona se siente:

  • Como si no tuviera ningún descanso y no hubiera ninguna razón para creer que lo tendrá en el futuro
  • Vacía o agotada
  • Desmoralizada
  • Impotente
  • Sin significado u objetivo en la vida La persona muestra:
  • Pasividad* y falta de participación en los cuidados
  • Afectividad disminuida*
  • Complejo de renuncia-abandono Conductas de aislamiento

Cognitivas

  • Rigidez (p. ej., pensamientos de todo o nada)
  • Falta de capacidad para imaginar y desear Disminución de la verbalización*
  • Disminución de ambición, iniciativa* e interés
  • Fatiga
  • Incapacidad para identificar o lograr los objetivos y metas deseados
  • Incapacidad para planificar, organizar, tomar decisiones o resolver problemas
  • Incapacidad para reconocer fuentes de esperanza
  • Pensamientos suicidas

Factores relacionados

Fisiopatológicos

Cualquier enfermedad crónica o terminal (p. ej., cardiopatía, diabetes, nefropatía, cáncer, síndrome de inmunodeficiencia adquirida [sida]) puede causar desesperanza o contribuir a ésta.

Relacionados con deterioro de la capacidad de afrontamiento secundario a:

  • Estado fisiológico en declive o deterioro
  • Signos o síntomas nuevos o inesperados de un proceso patológico ya diagnosticado (p. ej., recurrencia de un cáncer) (Brothers y Anderson, 2009)
  • Dolor, malestar y debilidad prolongados
  • Deterioro de las capacidades funcionales (ambulación, eliminación, alimentación, vestirse, asearse, hablar, escribir)

Relacionados con el tratamiento

Relacionados con:

  • Tratamientos prolongados (p. ej., quimioterapia, radioterapia) que causan dolor, náuseas y disconfort
  • Tratamientos que alteran la imagen corporal (p. ej., cirugía, quimioterapia)
  • Estudios de diagnóstico prolongados
  • Dependencia prolongada de un equipo de apoyo vital (p. ej., diálisis, respirador)
  • Dependencia prolongada de un equipo para controlar las funciones corporales (p. ej., telemetría)

Situacionales (personales, ambientales)

Relacionados con:

  • Restricción prolongada de la actividad (p. ej., fracturas, lesión de médula espinal, encarcelamiento)
  • Aislamiento prolongado (p. ej., enfermedades infecciosas, aislamiento inverso por inmunodepresión)
  • Abandono, separación o ser aislado de los allegados (Brothers y Anderson, 2009)
  • Incapacidad para lograr objetivos valorados en la vida (matrimonio, educación, hijos)
  • Incapacidad para participar en actividades deseadas (caminar, deportes, trabajo)
  • Pérdida de algo o alguien valioso (cónyuge, hijos, amigo, recursos económicos)
  • Responsabilidades prolongadas de provisión de cuidados (cónyuge, hijo, progenitor)
  • Exposición a estrés fisiológico o psicológico prolongado
  • Recurrencia de cáncer de mama (Brothers y Anderson, 2009)
  • Pérdida de la creencia en valores trascendentales/Dios
  • Pérdidas continuas, repetitivas en la comunidad relacionadas con el sida
  • Desastres naturales repetitivos (huracanes, tornados, inundaciones, incendios)
  • Exposición prolongada a la violencia y la guerra

De maduración

Niño

  • Pérdida de la autonomía por enfermedad (p. ej., fractura)
  • Pérdida de las funciones corporales
  • Pérdida del cuidador
  • Pérdida de la confianza en un allegado
  • Incapacidad para realizar tareas del desarrollo (confianza, autonomía, iniciativa, aplicación) Rechazo, abuso o abandono de los cuidadores

Adolescente

  • Cambio en la imagen corporal
  • Incapacidad para lograr una tarea del desarrollo (identidad del rol)
  • Pérdida de las funciones corporales
  • Pérdida de un allegado (par, familia)
  • Rechazo de la familia

Adulto

  • Aborto
  • Deterioro de las funciones corporales, pérdida de una parte del cuerpo
  • Deterioro de las relaciones (separación, divorcio)
  • Incapacidad para realizar tareas del desarrollo (intimidad, compromiso, productividad)
  • Pérdida del trabajo, de la profesión
  • Pérdida de allegados (muerte del cónyuge, hijo)
  • Aborto espontáneo

Adulto mayor

  • Pérdida de otros seres queridos, cosas (en
  • Déficits cognitivos general)
  • Incapacidad para realizar tareas de desarrollo
  • Déficits motores
  • Pérdida de la independencia
  • Déficits sensitivos

Desesperanza describe a una persona que no ve posibilidades de que su vida mejore, y sostiene que nadie puede hacer nada para ayudarla. Desesperanza difiere de Impotencia en que una persona desesperada no ve solución o modo de lograr lo que desea, ni tan sólo si considera que tiene el control. Al contrario, una persona impotente puede ver una alternativa o respuesta, pero ser incapaz de hacer nada al respecto debido a la falta de control o recursos. La sensación sostenida de impotencia puede llevar a desesperanza. La desesperanza suele relacionarse con duelo, depresión y suicidio. Para una persona en riesgo de suicidio, la enfermera también debe usar el diagnóstico Riesgo de suicidio. La desesperanza es un concepto distinto y no simplemente un síntoma de depresión.

Objetivos NOC

Toma de decisiones, control de la depresión, esperanza, calidad de vida.

  • Demostrará un aumento de la energía, evidenciado por un incremento de las actividades (p.ej., autocuidados, ejercicio, aficiones).
  • Expresará expectativas deseables para el futuro cercano. Describirá sus propios significadoy objetivo en la vida.
  • Demostrará iniciativa, autodirección y autonomía en la toma de decisiones. Demostrará estrategias eficaces para la resolución de los problemas.
  • Redefinirá el futuro, planteando objetivos realistas con expectativas de cumplirlos.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Tendencia a adoptar conductas de riesgo para la salud

La persona se esfuerza por alcanzar los objetivos enumerados antes, evidenciado por los siguientes indicadores:

  • Comparte el sufrimiento de manera abierta y constructiva con los demás.
  • Recuerda y revisa su vida de manera positiva.
  • Considera los valores y el significado de la vida.
  • Expresa optimismo por el presente.
  • Practica la conservación de energía.
  • Desarrolla, mejora y mantiene relaciones positivas con los demás.
  • Participa en un rol significativo.
  • Expresa creencias espirituales.

Intervenciones NIC

Instilación de esperanza, clasificación de valores, apoyo en la toma de decisiones, apoyo espiritual, fomento del sistema de apoyo.

Ayudar a la persona a identificar y expresar sus sentimientos

  • Escuchar activamente, tratar a la persona como un ser individual, y aceptar sus sentimientos.Transmitir empatía para promover la verbalización de dudas, temores y preocupaciones.
  • Corroborar las impresiones y reflexionar sobre ellas con la persona. Es importante advertirque los enfermos de cáncer suelen tener su propia realidad, que puede diferir de la de la enfermera.
  • Ayudar a la persona a reconocer que la desesperanza es parte de la vida de todo el mundo yque demanda reconocimiento. La persona puede usarla como una fuente de energía, imaginación y libertad para considerar las alternativas. La desesperanza puede llevar al autodescubrimiento.
  • Ayudar a la persona a comprender que puede manejar los aspectos de desesperanza de lavida separándolos de los aspectos de esperanza. Ayudarla a identificar y reconocer áreas de desesperanza. Ayudarla a distinguir entre lo posible y lo imposible.
  • La enfermera moviliza los recursos internos y externos de la persona para promover e instilar esperanza. Ayudar a las personas a identificar sus motivos personales para vivir, que dan significado y objetivo a sus vidas.

Valorar y movilizar los recursos internos de la persona (autonomía, independencia, racionalidad, pensamiento cognitivo, flexibilidad, espiritualidad)

  • Poner de relieve las fortalezas, no en las debilidades.
  • Elogiar el aspecto o los esfuerzos de la persona, según sea apropiado.
  • Identificar áreas de éxito y utilidad; poner de relieve los logros pasados. Usar esta información para establecer objetivos con la persona.
  • Ayudar a la persona a identificar actividades con las que disfruta y que percibe como divertidas. Tales actividades pueden servir como distracciones ante el disconfort y permitir a la persona pasar al confort cognitivo (*Hinds, Martin y Vogel, 1987).
  • Ayudar a la persona a adaptarse y establecer objetivos realistas a corto y largo plazos(avanzar de lo más simple a lo más complejo; puede usar un “cartel de objetivos” para indicar los tipos específicos de objetivos y el tiempo para alcanzarlos). Las expectativas asequibles promueven la esperanza.
  • Alentar el pensamiento “medios-fin” en términos positivos (es decir, “Si hago esto, entoncesseré capaz de…”).
  • Fomentar la alegría y compartir los recuerdos inspiradores.

Ayudar a la persona en la resolución de problemas y la toma de decisiones

  • Respetar la competencia de la persona para tomar decisiones; tratar con respeto sus decisiones y deseos.
  • Alentar la verbalización para determinar la percepción de opciones de la persona.
  • Aclarar los valores de la persona para determinar qué es importante.
  • Corregir la información errónea.
  • Ayudar a la persona a identificar aquellos problemas que no puede resolver para pasar a losque sí puede resolver. En otras palabras, ayudar a la persona a dejar de vivir en lo imposible y sin esperanza y comenzar a abordar asuntos realistas y esperanzadores.
  • Evaluar las percepciones que tiene la persona sobre sí misma y los demás en relación con latalla. (Las personas con desesperanza a menudo perciben a los demás como corpulentos y difíciles de tratar, y se ven a sí mismas pequeñas.) Si las percepciones no son realistas, ayudar a la persona a reevaluarse para restablecer la escala correcta.
  • Promover la flexibilidad. Alentar a la persona a intentar alternativas y correr riesgos.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Déficit de actividades recreativas

Alentar a la persona a pensar más allá del momento

  • Explicar los beneficios de la distracción de los eventos negativos.
  • Enseñe y ayude con técnicas de relajación antes de los eventos estresantes previstos.
  • Fomentar la imaginación mental para promover procesos de pensamiento positivos.
  • Enseñar a la persona a maximizar las experiencias estéticas (p. ej., el olor del café, unmasaje en la espalda, la calidez del sol, la brisa) que pueden inspirar esperanza.
  • Enseñar a la persona a anticipar las experiencias con que disfruta durante el día (p. ej.,caminar, leer el libro favorito, escribir una carta).
  • Enseñar a la persona maneras de conservar y generar energía por medio del ejercicio físicomoderado.
  • Alentar la musicoterapia, la aromaterapia y el masaje con aceites esenciales para mejorar elestado físico y mental.

Determinar y movilizar los recursos externos de la persona

Familia o allegados

  • Hacer partícipe a la familia y los allegados de la planificación de los cuidados.
  • Alentar a la persona a dedicar más tiempo o pensamientos a los seres queridos en relaciones sanas.
  • Enseñar a los familiares su rol para mantener la esperanza a través de relaciones positivasde apoyo.
  • Discutir con la familia los objetivos asequibles de la persona.
  • Empoderar a las personas con enfermedades crónicas infundiéndoles esperanza a través desistemas de apoyo.
  • Transmitir esperanza, información y confianza a la familia, porque ella a su vez transmitirásus sentimientos a la persona.
  • Usar el tacto y la cercanía con la persona para demostrar a la familia su capacidad deaceptación (dar privacidad).
  • Herth (1993) descubrió las siguientes estrategias para fomentar la esperanza en cuidadoresde enfermos terminales:
  • Reencuadre cognitivo: hablarse a sí mismo de modo positivo, orar/meditar, visualizar imágenes de esperanza (esto puede implicar abandonar las expectativas de que las cosas serán diferentes).
  • Reenfoque del tiempo: concentrarse menos en el futuro y más en la vida diaria.
  • Creencia en un poder mayor que el propio: empoderar la esperanza del cuidador.
  • Equilibrio de la energía disponible: escuchar música o realizar otras actividades favoritas para empoderar la esperanza del cuidador aumentando la energía.

Equipo de cuidados de la salud

  • Establecer una relación positiva y de confianza entre la enfermera y la persona mediante:
  • Aclaración de dudas.
  • Respeto por los sentimientos de la persona.
  • Proporcionar un cuidado constante.
  • Seguimiento continuo de las solicitudes.
  • Contacto.
  • Proporcionar confort.
  • Ser honesto.
  • Transmitir una actitud positiva.
  • Transmitir la actitud de “Nos preocupamos demasiado por usted para simplemente dejarlerendirse” o “Puedo ayudarle”.
  • Organizar conferencias y compartir los objetivos de la persona con el equipo de cuidados.
  • Compartir los avances tecnológicos y las investigaciones sobre el tratamiento de las enfermedades.
  • Tener una lista de recursos para hacer reír (p. ej., libros, películas).
  • Dar a enfermeras y cuidadores apoyo en momentos de desastre.

Grupos de apoyo

  • Alentar a la persona a que comparta sus preocupaciones con otros que han tenido un problema o una enfermedad similares y experiencias positivas al abordarlos de manera eficaz.
  • Dar información sobre grupos de autoayuda (p. ej., “Haga que el día de hoy valga la pena”:40 capítulos en Estados Unidos y Canadá, “Yo puedo afrontarlo”: serie para personas con cáncer, “Podemos disfrutar el fin de semana”: para familias de personas con cáncer).

Dios u otros poderes superiores

  • Evaluar el sistema de apoyo en que la persona cree (valores, experiencias pasadas, actividades religiosas, relación con Dios, significado y objetivo de la oración; véase Sufrimiento espiritual).
  • Crear un ambiente en el cual la persona se sienta libre para expresar su espiritualidad.
  • Dar a la persona tiempo y oportunidades para reflexionar sobre el significado del sufrimiento, la muerte y la agonía.
  • Aceptar, respetar y apoyar la esperanza del enfermo en Dios.

Deja un comentario