Deterioro de la religiosidad

Deterioro de la religiosidad

Definición del diagnóstico enfermero NANDA-I

Deterioro de la capacidad para confiar en las creencias y/o participar en los rituales de una tradición religiosa en particular.

Características definitorias

Las personas experimentan sufrimiento por la dificultad de cumplir con los rituales religiosos como:

  • Ceremonias religiosas
  • Regulaciones dietéticas
  • Determinada forma de vestir
  • Oración
  • Solicitud de alabanza
  • Observancia de las festividades
  • Aflicción por la separación de su comunidad religiosa*
  • Sufrimiento espiritual en lo que concierne a creencias religiosas, red social religiosa, o ambas
  • Necesidad de volver a conectar con patrones y costumbres de creencias pasados
  • Cuestiona los patrones y costumbres de las creencias religiosas*

Factores relacionados

Fisiopatológicos

Relacionados con la enfermedad/trastorno*

Relacionados con el sufrimiento

Relacionados con el dolor*

Situacionales (personales, ambientales)

Relacionados con crisis personales* secundarias a la actividad

Relacionados con el miedo a la muerte*

Relacionados con la vergüenza de practicar rituales espirituales

Relacionados con los obstáculos para practicar rituales espirituales

Restricciones del entorno de cuidados intensivos

  • Falta de disponibilidad de alimentos o dietas especiales
  • Confinamiento a una cama o habitación                  
  • Falta de privacidad                                                      
  • Hospitalización

Relacionados con crisis dentro de la comunidad religiosa, lo cual provoca sufrimiento en el creyente

Véase Sufrimiento espiritual.

Objetivos NOC

Bienestar espiritual.

La persona expresará satisfacción con la capacidad para practicar o ejercer sus creencias o prácticas, evidenciado por los siguientes indicadores:

  • Continúa las prácticas espirituales sin detrimento de la salud.
  • Expresa disminución de los sentimientos de culpa y de la ansiedad.

Intervenciones NIC

Apoyo espiritual.

Averiguar si la persona desea participar en una religión, práctica espiritual o ritual disponible; si es así, darle la oportunidad de hacerlo

Expresarle que usted entiende y acepta la importancia de la religión o de sus prácticas y creencias religiosas Valorar los factores causales y contribuyentes

  • Entorno hospitalario o de centro de cuidados.
  • Limitaciones relacionadas con el proceso de la enfermedad o el régimen terapéutico(p. ej., no puede ponerse de rodillas porque lleva una tracción; la dieta prescrita es diferente a la dieta religiosa habitual).
  • Miedo de imponerse o enfrentarse al equipo médico y enfermero con solicitudes derituales espirituales.
  • Vergüenza por las creencias o las costumbres espirituales (especialmente frecuente enlos adolescentes).
  • Separación de artículos, textos o entorno de importancia espiritual.
  • Falta de transporte al lugar espiritual o de los servicios espirituales.
  • Consejero espiritual no disponible debido a una urgencia o por falta de tiempo.

Eliminar o reducir los factores causales y contribuyentes, si es posible

Limitaciones impuestas por entorno del hospital o del centro de cuidados

  • Procurar la tranquilidad y privacidad necesarias para la oración diaria, la visita delconsejero espiritual y la lectura y contemplación espirituales.
  • Correr las cortinas o cerrar la puerta.
  • Apagar la televisión o la radio.
  • Pedir a recepción que no pasen llamadas, si es posible.
  • Anotar las intervenciones espirituales en la historia clínica (Kardex) e incluirlas enel plan de cuidados.
  • Contactar con el consejero espiritual para aclarar las prácticas y desarrollar los ritos oservicios religiosos, si se desea.
  • Comunicarse con el consejero espiritual sobre la condición de la persona.
  • Dirigirse a los sacerdotes católicos, ortodoxos y episcopales con el apelativo “padre”, a otros ministros cristianos con el de “pastor”, y a los rabinos judíos con el de “rabino”.
  • Impedir las interrupciones durante la visita, si es posible.
  • Ofrecerse a proporcionar una mesa o un puesto cubiertos con una tela blanca limpia.
  • Informar a la persona sobre los servicios y materiales religiosos disponibles en lainstitución.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Deterioro de la habilidad para la traslación

Miedo a la imposición o vergüenza

  • Comunicar la aceptación de diversas creencias así como de las prácticas espirituales.
  • Transmitir una actitud respetuosa y sin críticas.
  • Reconocer la importancia de las necesidades espirituales.
  • Expresar la buena disposición del equipo de cuidados para ayudar a la persona asatisfacer sus necesidades espirituales.
  • Proporcionar privacidad y asegurar la confidencialidad.

Limitaciones relacionadas con el proceso de la enfermedad o el régimen terapéutico

  • Animar los rituales espirituales que no supongan un detrimento de la salud.
  • Ayudar a las personas con limitaciones físicas en las observancias espirituales y deoración (p. ej., ayudarles a sostener el rosario; ayudarles a arrodillarse, si es apropiado).
  • Ayudar en los hábitos de limpieza personal.
  • Evitar afeitar la barba si es de relevancia espiritual.
  • Permitir que la persona use ropa o accesorios religiosos cuando sea posible.
  • Hacer los ajustes especiales para el entierro de extremidades u órganos corporalesamputados.
  • Permitir que la familia o el consejero espiritual lleven a cabo el cuidado ritual delcuerpo.
  • Hacer los ajustes necesarios para otros rituales espirituales importantes (p. ej., circuncisión).
  • Determinar si hay restricciones dietéticas. Mantener la dieta con las restricciones espirituales que no supongan un detrimento para la salud.
  • Consultar con un dietista.
  • Permitir el ayuno por períodos breves, si es posible.
  • Cambiar la dieta terapéutica, si es necesario.
  • Si es posible, permitir que la familia o los amigos le lleven alimentos especiales.
  • Pedir a los miembros del grupo religioso que suministren los alimentos en el domicilio de la persona.

Ser tan flexible como se pueda en la forma de servir los alimentos, horarios decomidas, etcétera.

Deja un comentario