Cirrosis hepática

Cirrosis hepática

La cirrosis hepática es una enfermedad hepática crónica caracterizada por la destrucción difusa y la regeneración fibrótica de las células hepáticas.

¿Qué es la cirrosis hepática? 

La etapa final de la enfermedad hepática se llama cirrosis.

  • La cirrosis hepática es una enfermedad hepática crónica caracterizada por la destrucción difusa y la regeneración fibrótica de las células hepáticas.
  • A medida que el tejido necrótico se convierte en fibrosis, esta enfermedad altera la estructura del hígado y la vasculatura normal, altera el flujo sanguíneo y linfático y, en última instancia, causa insuficiencia hepática.
  • El pronóstico es mejor en las formas no cirróticas de fibrosis hepática, que provocan una disfunción hepática mínima y no destruyen las células hepáticas.

Clasificación

Estos tipos clínicos de cirrosis reflejan su diversa etiología:

  • Cirrosis de Laennec. El tipo más común, esto ocurre en el 30% al 50% de los pacientes cirróticos, de los cuales hasta el 90% tiene antecedentes de alcoholismo.
  • Cirrosis biliar. La cirrosis biliar produce lesión u obstrucción prolongada.
  • Cirrosis posnecrótica. La cirrosis posnecrótica proviene de varios tipos de hepatitis .
  • Cirrosis pigmentaria. La cirrosis pigmentaria puede deberse a trastornos como la hemocromatosis.
  • cirrosis cardíaca. La cirrosis cardíaca se refiere a la cirrosis causada por insuficiencia cardíaca del lado derecho .
  • Cirrosis idiopática. La cirrosis idiopática no tiene una causa conocida.

Fisiopatología

Aunque se han implicado varios factores en la etiología de la cirrosis, el consumo de alcohol se considera el principal factor causal.

  • Necrosis. La cirrosis se caracteriza por episodios de necrosis que afectan a las células hepáticas.
  • Cicatriz. Las células hepáticas destruidas se reemplazan gradualmente con un tejido cicatricial.
  • Fibrosis. Hay destrucción difusa y regeneración fibrótica de las células hepáticas.
  • Modificación. A medida que el tejido necrótico se convierte en fibrosis, la enfermedad altera la estructura del hígado y la vasculatura normal, altera el flujo sanguíneo y linfático y, en última instancia, causa insuficiencia hepática.

Estadísticas e Incidencias

Varios tipos de cirrosis pueden ocurrir en diferentes tipos de individuos.

  • La más común, la cirrosis de Laennec, ocurre en el 30% al 50% de los pacientes cirróticos.
  • La cirrosis biliar ocurre en 15% a 20% de los pacientes.
  • La cirrosis posnecrótica ocurre en 10% a 30% de los pacientes.
  • La cirrosis pigmentaria ocurre en 5% a 10% de los pacientes.
  • La cirrosis idiopática ocurre en alrededor del 10% de los pacientes.

Causas

Los diferentes tipos de cirrosis tienen diferentes causas.

  • Consumo excesivo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol es la causa más común de cirrosis, ya que el daño hepático está asociado con el consumo crónico de alcohol.
  • Lesión. La lesión u obstrucción prolongada causa cirrosis biliar.
  • Hepatitis. Los diferentes tipos de hepatitis pueden causar cirrosis posnecrótica.
  • Otras enfermedades. Enfermedades como la hemocromatosis causa cirrosis pigmentaria.
  • Insuficiencia cardiaca del lado derecho. La cirrosis cardíaca, un tipo raro de cirrosis, es causada por insuficiencia cardíaca del lado derecho.

Manifestaciones clínicas

Las manifestaciones clínicas de los diferentes tipos de cirrosis son similares, independientemente de la causa.

  • sistema GI. Los primeros indicadores suelen incluir signos y síntomas gastrointestinales como anorexia , indigestión, náuseas , vómitos , estreñimiento o diarrea .
  • Sistema respiratorio . Los síntomas respiratorios ocurren tardíamente como resultado de la insuficiencia hepática y la hipertensión portal, como derrame pleural y expansión torácica limitada debido a la ascitis abdominal, lo que interfiere con el intercambio gaseoso eficiente y conduce a la hipoxia.
  • Sistema nervioso central . Los signos de encefalopatía hepática también ocurren como un signo tardío, y estos son letargo, cambios mentales, dificultad para hablar, asterixis (temblor de aleteo), neuritis periférica, paranoia, alucinaciones, obnubilación extrema y, en última instancia, coma.
  • hematológico. El paciente experimenta tendencias hemorrágicas y anemia .
  • Endocrino. El paciente masculino experimenta atrofias testiculares, mientras que la paciente femenina puede tener irregularidades menstruales, ginecomastia y pérdida de vello en el pecho y las axilas .
  • Piel. Hay prurito intenso, sequedad extrema, poca turgencia tisular, pigmentación anormal, angiomas en forma de araña, eritema palmar y posiblemente ictericia.
  • Hepático. La cirrosis causa ictericia, ascitis, hepatomegalia, edema de las piernas, encefalopatía hepática y síndrome renal hepático.

Complicaciones

Las complicaciones de la cirrosis hepática incluyen las siguientes:

  • Hipertensión portal . La hipertensión portal es la elevación de la presión en la vena porta que ocurre cuando el flujo sanguíneo encuentra una mayor resistencia.
  • Varices esofágicas. Las várices esofágicas son venas tortuosas dilatadas en la submucosa del esófago inferior.
  • Encefalopatía hepática. La encefalopatía hepática puede manifestarse como deterioro del estado mental y demencia o como signos físicos como movimientos involuntarios y voluntarios anormales.
  • Exceso de volumen de líquido . El exceso de volumen de líquido ocurre debido a un aumento del gasto cardíaco y una disminución de la resistencia vascular periférica.

Hallazgos de evaluación y diagnóstico

Los hallazgos de laboratorio y los estudios de imágenes que son característicos de la cirrosis incluyen:

  • Exploración del hígado. La exploración del hígado muestra un engrosamiento anormal y una masa en el hígado.
  • Biopsia de hígado . La biopsia hepática es la prueba definitiva para la cirrosis ya que detecta destrucción y fibrosis del tejido hepático.
  • Imágenes del hígado. La tomografía computarizada , la ecografía y la resonancia magnética pueden confirmar el diagnóstico de cirrosis mediante la visualización de masas, crecimientos anormales, metástasis y malformaciones venosas.
  • Colecistografía y colangiografía. Estos dos visualizan la vesícula biliar y el sistema de conductos biliares.
  • Venografía esplenoportal. La venografía esplenoportal visualiza el sistema venoso portal.
  • Colangiografía transhepática percutánea. Esta prueba diferencia la ictericia obstructiva intrahepática de la extrahepática y revela la patología hepática y la presencia de cálculos biliares .
  • Hemograma completo . Hay una disminución del recuento de glóbulos blancos, el nivel de hemoglobina y el hematocrito, la albúmina o las plaquetas.

Administración medica

El tratamiento está diseñado para eliminar o aliviar la causa subyacente de la cirrosis.

  • Dieta . El paciente puede beneficiarse de una dieta alta en calorías y de proteína media a alta , ya que el desarrollo de encefalopatía hepática exige una ingesta de proteína restringida.
  • Restricción de sodio . generalmente está restringida a 2 g/día .
  • Restricción de líquidos. Los líquidos están restringidos a 1 a 1,5 litros/día .
  • Actividad. El descanso y el ejercicio moderado son esenciales.
  • Paracentesis. La paracentesis puede ayudar a aliviar la ascitis.
  • Metro Sengstaken-Blakemore o Minnesota. La sonda de Sengstaken-Blakemore o Minnesota también puede ayudar a controlar la hemorragia al aplicar presión en el sitio del sangrado.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Dermatitis de contacto

Terapia farmacológica

La terapia con medicamentos requiere especial precaución porque el hígado cirrótico no puede desintoxicar los agentes dañinos de manera efectiva.

  • octreótido . Si es necesario, se puede prescribir octreotida para várices esofágicas.
  • diuréticos . Se pueden administrar diuréticos para el edema, sin embargo, requieren un control cuidadoso porque el desequilibrio de líquidos y electrolitos puede precipitar una encefalopatía hepática.
  • Lactulosa. La encefalopatía se trata con lactulosa.
  • Antibióticos . Los antibióticos se usan para disminuir las bacterias intestinales y reducir la producción de amoníaco, una de las causas de la encefalopatía.

Manejo quirúrgico

Los procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la cirrosis hepática incluyen:

  • Procedimiento de derivación portosistémica intrahepática transyugular (TIPS). El procedimiento TIPS se utiliza para el tratamiento de várices mediante endoscopia superior con bandas para aliviar la hipertensión portal.

La gestión de enfermería

El manejo de enfermería para el paciente con cirrosis hepática debe enfocarse en promover el descanso, mejorar el estado nutricional, brindar cuidado de la piel, reducir el riesgo de lesiones y monitorear y manejar las complicaciones.

Evaluación de enfermería

La evaluación del paciente con cirrosis debe incluir la evaluación de:

  • Sangrado. Revise la piel, las encías, las heces y el vómito del paciente en busca de sangrado.
  • Retención de líquidos. Para evaluar la retención de líquidos, pese al paciente y mida el perímetro abdominal al menos una vez al día.
  • Mención. Evalúe el nivel de conciencia del paciente con frecuencia y observe atentamente los cambios en el comportamiento o la personalidad.

Diagnóstico de enfermería

Con base en los datos de la evaluación, los principales diagnósticos de enfermería para el paciente son:

Planificación y objetivos de atención de enfermería

Artículo Principal: 8 Planes de Cuidados de Enfermería para la Cirrosis Hepática

Los principales objetivos para un paciente con cirrosis son:

  • Informe disminución de la fatiga y aumento de la capacidad para participar en actividades.
  • Mantenga un balance de nitrógeno positivo, no pierda más masa muscular y cumpla con los requisitos nutricionales.
  • Disminuir el potencial de desarrollo de úlceras por presión y rupturas en la integridad de la piel.
  • Reducir el riesgo de lesiones.
  • Verbalizar sentimientos coherentes con la mejora de la imagen corporal y la autoestima.
  • Aumenta el nivel de comodidad.
  • Restaurar el volumen normal de líquidos.
  • Mejorar el estado mental, mantener la seguridad y la capacidad para hacer frente a los cambios cognitivos y de comportamiento.
  • Mejorar el estado respiratorio.

Intervenciones de enfermería

El paciente con cirrosis necesita una estrecha observación, atención de apoyo de primera clase y asesoramiento nutricional sólido.

Promoción del descanso

  • Coloque la cama para lograr la máxima eficiencia respiratoria; proporcionar oxígeno si es necesario.
  • Iniciar esfuerzos para prevenir trastornos respiratorios, circulatorios y vasculares.
  • Anime al paciente a aumentar la actividad gradualmente y planifique el descanso con actividad y ejercicio leve.

Mejorar el estado nutricional

  • Proporcione una dieta nutritiva y rica en proteínas complementada con vitaminas del complejo B y otras, incluidas las A, C y K.
  • Anime al paciente a comer: Proporcione comidas pequeñas y frecuentes, tenga en cuenta las preferencias del paciente y proporcione suplementos proteicos, si está indicado.
  • Proporcionar nutrientes por sonda de alimentación o NP total si es necesario.
  • Proporcionar a los pacientes que tienen heces grasosas (esteatorrea) formas hidrosolubles de vitaminas liposolubles A, D y E, y dar ácido fólico y hierro para prevenir la anemia .
  • Proporcione una dieta baja en proteínas temporalmente si el paciente muestra signos de coma inminente o avanzado; restrinja el sodio si es necesario.

Proporcionar cuidado de la piel

  • Cambie la posición del paciente con frecuencia.
  • Evite el uso de jabones irritantes y cinta adhesiva.
  • Proporcionar loción para calmar la piel irritada; tome medidas para evitar que el paciente se rasque la piel.

Reducción del riesgo de lesiones

  • Utilice barandillas laterales acolchadas si el paciente se agita o inquieta.
  • Oriente el tiempo, el lugar y los procedimientos para minimizar la agitación.
  • Indicar al paciente que pida ayuda para levantarse de la cama.
  • Evalúe cuidadosamente cualquier lesión debido a la posibilidad de hemorragia interna.
  • Proporcionar medidas de seguridad para evitar lesiones o cortes (maquinilla de afeitar eléctrica, cepillo de dientes suave).
  • Aplique presión en los sitios de venopunción para minimizar el sangrado.

Monitoreo y Manejo de Complicaciones

  • Controle el sangrado y la hemorragia.
  • Vigile de cerca el estado mental del paciente e informe de los cambios para que el tratamiento de la encefalopatía pueda iniciarse con prontitud.
  • Controle cuidadosamente los niveles de electrolitos en suero y corríjalos si son anormales.
  • Administrar oxígeno si se produce desaturación de oxígeno; controlar la fiebre o el dolor abdominal , que pueden indicar la aparición de peritonitis bacteriana u otra infección .
  • Evaluar el estado cardiovascular y respiratorio; administrar diuréticos, implementar restricciones de líquidos y mejorar el posicionamiento del paciente  , si es necesario.
  • Controle la ingesta y la eliminación , los cambios de peso diarios, los cambios en la circunferencia abdominal y la formación de edema.
  • Controle la nocturia y, más tarde, la oliguria, porque estos estados indican un aumento de la gravedad de la disfunción hepática.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:   Accidente cerebrovascular

Gestión del hogar

  • Prepárese para el alta proporcionando instrucciones dietéticas, incluida la exclusión del alcohol.
  • Referir a Alcohólicos Anónimos , atención psiquiátrica, consejería o consejero espiritual si está indicado.
  • Continúe con la restricción de sodio; evitar el estrés de los mariscos crudos.
  • Proporcionar instrucciones escritas, enseñanza, apoyo y refuerzo al paciente y la familia.
  • Fomentar el descanso y probablemente un cambio en el estilo de vida (alimentación adecuada y equilibrada y eliminación del alcohol).
  • Instruya a la familia sobre los síntomas de encefalopatía inminente y la posibilidad de tendencias hemorrágicas e infección.
  • Ofrezca apoyo y aliento al paciente y brinde retroalimentación positiva cuando el paciente experimente éxitos.
  • Remita al paciente a la enfermera de atención domiciliaria y ayude en la transición del hospital al hogar.

Evaluación

Los resultados esperados del paciente incluyen:

  • Disminución informada de la fatiga y aumento de la capacidad para participar en actividades.
  • Mantuvo un balance de nitrógeno positivo, no hubo más pérdida de masa muscular y cumplió con los requisitos nutricionales.
  • Disminución del potencial de desarrollo de úlceras por presión y roturas en la integridad de la piel.
  • Reducción del riesgo de lesiones.
  • Sentimientos verbalizados consistentes con la mejora de la imagen corporal y la autoestima.
  • Mayor nivel de comodidad.
  • Volumen de líquido normal restaurado.
  • Mejora el estado mental, mantiene la seguridad y la capacidad para hacer frente a los cambios cognitivos y de comportamiento.
  • Mejora del estado respiratorio.

Pautas para el alta y el cuidado en el hogar

El enfoque de la educación al alta son las instrucciones dietéticas.

  • Restricción de alcohol. De suma importancia es la exclusión del alcohol de la dieta, por lo que el paciente puede necesitar ser derivado a Alcohólicos Anónimos, atención psiquiátrica o asesoramiento.
  • Restricción de sodio. La restricción de sodio continuará durante un tiempo considerable, si no de forma permanente.
  • Educación sobre complicaciones. La enfermera también instruye al paciente y la familia sobre los síntomas de encefalopatía inminente, posibles tendencias hemorrágicas y susceptibilidad a infecciones.

Pautas de documentación

El enfoque de la documentación puede incluir:

  • Nivel de actividad.
  • Factores causales o precipitantes.
  • Signos vitales antes, durante y después de la actividad.
  • Plan de cuidados.
  • Respuesta a las intervenciones, enseñanzas y acciones realizadas.
  • plano didáctico.
  • Cambios en el plan de atención.
  • Logro o progreso hacia el resultado deseado.
  • Ingesta calórica.
  • Restricciones culturales o religiosas individuales, preferencias personales.
  • Disponibilidad y uso de los recursos.
  • Duración del problema.
  • Percepción del dolor, efectos sobre el estilo de vida y expectativas del régimen terapéutico.
  • Resultados de pruebas de laboratorio, estudios diagnósticos y evaluación cognitiva y del estado mental.

Cuestionario de práctica: cirrosis hepática


1. ¿Qué resultado de la evaluación indica que la lactulosa es efectiva para disminuir el nivel de amoníaco en el paciente con encefalopatía hepática?

A. Evacuación de dos o tres deposiciones blandas al día.
B. Evidencia de diarrea acuosa .
C. Deterioro diario de la letra del paciente.
D. Aparición de heces espumosas y malolientes.

1. Respuesta: A. Evacuación de dos o tres deposiciones blandas al día.

  • R:  Dos o tres deposiciones blandas al día indican la eficacia del medicamento.
  • B: La diarrea  acuosa indica una sobredosis.
  • C:   El deterioro diario de la escritura del paciente indica un aumento en el nivel de amoníaco y un empeoramiento de la encefalopatía hepática.
  • D: Las  heces espumosas y malolientes indican esteatorrea, causada por una mala digestión de las grasas.

2. Para un paciente con cirrosis hepática que tiene mecanismos de coagulación alterados, ¿qué intervención sería la más importante?

A. Permitir total independencia de movilidad.
B. Aplicar presión a los sitios de inyección.
C. Administrar antibióticos según lo prescrito.
D. Aumentar la ingesta nutricional.

2. Respuesta: B. Aplicar presión en los sitios de inyección.

  • B: Es importante la  aplicación prolongada de presión en los sitios de inyección o sangrado .
  • R:  La independencia completa puede aumentar el potencial de lesión del paciente, porque un paciente sin supervisión puede lesionarse y sangrar en exceso.
  • C&D: Los  antibióticos y una buena nutrición son importantes para promover la regeneración del hígado.

3. A un paciente con cirrosis avanzada se le ha diagnosticado encefalopatía hepática. La enfermera espera evaluar:

A. Malestar.
B. Estomatitis.
C. Temblores en las manos.
D. Pérdida de peso.

3. Respuesta: C. Temblores en las manos.

  • C:  son frecuentes el aleteo de las manos (asterixis), los cambios en la actividad mental, la agitación y la confusión .
  • A&B: El malestar general y la estomatitis no están relacionados con la afectación neurológica.
  • D:  Estos pacientes suelen tener ascitis y edema, por lo que experimentan un aumento de peso.

4. Un paciente diagnosticado con cirrosis crónica que tiene ascitis y edema periférico con fóvea también tiene encefalopatía hepática. ¿Cuáles de las siguientes intervenciones de enfermería son apropiadas para prevenir las lesiones de la piel?

A. Rango de movimiento cada 4 horas.
B. Gire y cambie de posición cada 2 horas.
C. Masajes abdominales y de pies cada 2 horas.
D. Sentarse en una silla durante 30 minutos en cada turno.

4. Respuesta: B. Girar y cambiar de posición cada 2 horas.

  • B:  El reposicionamiento cuidadoso puede prevenir la ruptura de la piel.
  • R: Los  ejercicios de rango de movimiento preservan la función articular pero no previenen la lesión de la piel.
  • C: El   masaje abdominal o de pies no evitará la ruptura de la piel, pero debe limpiarse con cuidado para evitar rupturas en la integridad de la piel.
  • D:  Los pies deben mantenerse al nivel del corazón o más alto, por lo que se debe emplear la posición de Fowler.

5. La enfermera debe estar alerta a las complicaciones con la intubación de Sengstaken-Blakemore, que incluyen:

A. Obstrucción pulmonar.
B. Síndrome de pericardiectomía.
C. Embolización pulmonar.
D. Cor pulmonale.

5. Respuesta:  A. Obstrucción pulmonar.

  • R: La  ruptura o el desinflado del globo podría provocar una obstrucción de las vías respiratorias superiores.
  • B, C, D:  Las otras opciones no están relacionadas con el tubo.

Ver también

Otras publicaciones del sitio que te pueden gustar:

Deja un comentario